Para nadie es un secreto que el regreso de George St-Pierre hizo que muchos peleadores “Hicieran su cerebro” sobre un posible encuentro con GSP, ya que el ex campeón de las 170 libras, es una máquina de hacer dinero. Entre ellos está Tyron Woodley que pensaba que GSP se iba a enfrentar a el.

Para su decepción, GSP decidió tomar la oportunidad de pelear por el cinturón de las 185 contra Michael Bisping. Woodley desde entonces no quiere saber de GSP.

Se escapó justo antes de que tuviera la oportunidad de ponerle las manos encima“, dijo Woodley a TMZ Sports. -Y ahora vuelves, y no vuelves a tu clase de peso, ¿verdad? No puedo respetar eso.

 

Comentar